Blog

¿Qué estás dejando de hacer?

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
Se ha dicho siempre: Tu éxito es tu responsabilidad. A pesar de las condiciones existentes en tu mercado, en la economía, en tu familia, en fin, en tu vida personal, el éxito llega a pesar de todo, cuando aceptas la responsabilidad.

Si las cosas no están tan bien como antes o como quisieras, lo que menos debemos hacer es comenzar a señalar y culpar a otros de lo que no están haciendo correctamente. Entonces te pregunto: ¿Qué estás dejando de hacer para que las cosas funcionen? sospecho que hay cosas que ya sabes pero que estás dejando de hacer.

Recuerda: Constancia y disciplina son factores medulares para el éxito.

Aquí te dejamos algunos conceptos que son aplicables tanto en tu vida laboral, como en tu vida personal.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

No estamos hablando de tu plan de retiro, simplemente nos referimos a cuál es tu plan para los próximos 30 días, semanas, meses, años. Haz las cosas hoy, con base en quién quieres ser y qué quieres tener en un futuro. ¿Por qué? Porque si te pones a pensar, tu presente es un reflejo de tu pasado, como tu futuro será un reflejo de tu presente.

Ejemplo, si quieres perder peso, tienes que hacer las cosas hoy, comer bien hoy, hacer ejercicio hoy y hacerlo constantemente, es decir, cada día que se convierte en hoy, lo haces otra vez y en un futuro tendrás ese peso perdido.

Si quieres ganar mucho dinero y tener mucho dinero en un futuro, tienes que hacer las cosas hoy: ahorrar, estudiar, prepararte por adelantado, para que cuando llegue ese futuro, tú tengas ese dinero.

Por lo tanto, si no haces las cosas hoy con base en lo que viene, nunca te convertirás en esa persona que quieres ser, así funcionan las ventas y así funciona la vida.

¿Qué estás dispuesto a hacer por lo que viene?

Deja de trabajar y vivir para evitar el trabajo y mejor trabaja y vive para conseguir el éxito. ¿Por qué? Porque hay dos filosofías, una dice “evita el riesgo, el regaño, lo desconocido”. La otra dice “aviéntate”. Consciente que no te va a ir bien siempre, pero acabas viviendo mejor. Lo interesante es que la gran mayoría de personas, escogen la primera filosofía, el evitar.

Lanzate, haz esa llamada, luego te preocupas si te contesta. Lanzate y pide ese enganche, luego ves si te lo da. Dale seguimiento al cliente, luego vemos qué nos dice. Pero por tu bella y santa madre, lanzate. Debes preguntarte esto, ¿estás dispuesto a tomar el riesgo y aventarte? Es posible que, de no hacerlo, las consecuencias a futuro puedan afectar la estabilidad de alguna fase en tu carrera.

¿Has pensado en las consecuencias de tu presente?

Entiende que todo en la vida tiene consecuencias. O pagas el precio o pagarás las consecuencias. Ponte a pensar y te darás cuenta que la vida dice esto, primero caes y después caminas. Primero aprendes y después dominas. Primero arriesgas y después conquistas. Primero pagas el precio y después vienen las mieles. Tienes que estar dispuesto a pagar el precio, porque si no lo pagas hoy, las consecuencias son mucho más costosas en un futuro. Que te quede claro que consecuencias no tienden a ser inmediatamente.

Te damos un ejemplo, si te fumas un cigarro, no quiere decir que por fumarte un cigarro por primera vez, vas a tener cáncer. Es posible que fumarte un cigarro cada hora, por cada día, por 30 años, te puede causar cáncer. Nada más porque ahorras unos centavos en tu bolsillo, no quiere decir que vas a ser millonario, a menos que lo hagas cada día, por 30 años, conseguirás ese resultado. Consecuencias positivas o negativas, no tienden a ser inmediatas, tienden a ser a futuro.

¿Cómo logras incrementar tus oportunidades?

Si eres alguien dedicado, disciplinado, perseverante, positivo y conocedor, vas a tener el ingreso de ese perfil. Pero si eres alguien negativo, miedoso, ignorante y aparte de eso, culpas a los demás, vas a tener el ingreso de ese perfil. ¿Por qué? Por esta singular razón, la vida de ventas no está diseñada para darte lo que necesitas, está diseñada para darte lo que mereces. Requieres disciplina propia para hacer esto en tu vida. Personas de alto rendimiento, alto éxito, alto desempeño y altos ingresos han desarrollado esas disciplinas, que les permiten hacer su vida.

Fuente: Graham Ross

Acerca de

Somos un equipo de profesionales expertos, con valores compartidos.

Diseñamos e implementamos intervenciones de tecnología y desarrollo organizacional, capaces de transformar su empresa en una organización de clase mundial. Conózcanos...

©2020 SaediGroup, S.R.L. - Todos los derechos reservados.